Nuestro Rinc贸n de Cebreros
 

Est谩s en Nuestro Rincon de Cebreros  > Sociedad y cultura > Art铆culos > Tras la bata blanca

Tras la bata blanca

Compartir y favoritos

En un panorama como el de la actualidad en la cual los galenos son el punto de mira de la sociedad lista para lanzarse a morderles la yugular, en dónde los médicos ejercen una medicina a la defensiva por miedo a los pacientes... hacen que surja una espiral de desconfianza que impide que se pueda ejercer una auténtica relación médico-paciente, pues ambos se temen y procuran evitarse.

¿Pero como se puede recuperar y evitar tal deshumanización del mundo sanitario? En algún punto del camino del avance científico quedo olvidado lo que nos hace ser seres humanos, personas que no son solamente un órgano estropeado, la acogida de los sentimientos.

Y es que está demostrado que una acogida incondicional de los sentimientos de los pacientes benefician las relaciones médico-paciente. Tal vez el cuerpo y el alma enfermen juntos, aunque la ciencia no haya podido demostrar el alma y diseccionarlo como suele hacer.

La medicina más que ciencia es un arte, en dónde el médico juega al filo de la navaja utilizando sus conocimientos, intuición, experiencia... para conseguir un efecto terapéutico, un diagnóstico precoz, una acción paliativa o simplemente acompañar en el dolor al paciente. Componiendo así un cuadro de luces y sombras que marca para toda la vida al artista, muchas veces para bien pero otras tantas para sumirle en un profundo abismo de impotencia y dolor. Trazos alegres de colores y luces debido a la consecución de su objetivo, haciéndole feliz poder ayudar a un ser humano. Pero también trazos oscuros por ver como fue incapaz de arrebatar de las garras de la muerte otra vida, trazos oscuros por ser objetivo de una insaciable sociedad que pide a gritos su persecución y su encarcelamiento, como si fueran las victimas de un despiadado francotirador...

Los médicos han sido desterrados en la actualidad, son infravalorados, humillados y tratados muchas veces como simples criminales. En otros países tienen en grata consideración la profesión de médicos, que a lo largo de la historia ha destacado sobre las demás profesiones por su dedicación en el ámbito humano. Pero en nuestra desconsiderada y desagradecida España se han olvidado de lo que representa ayudar a los demás, se han olvidado de la dureza que supone a nivel emocional tratar todos los días con la muerte; con los sentimientos de miedo, de angustia, de odio de los pacientes; de la propia impotencia y desconsuelo del galeno...

La profesión del médico es muy dura, ninguno la ejerce para enriquecerse, es vocacional... nadie recuerda el largo camino del estudiante hasta poder ejercer como profesional, seis años de dura carrera si se aprueba todo a la primera, un año para prepararse para el MIR, cuatro o cinco años de especialidad, y todo el resto de la vida seguir informándose y estudiando los nuevos avances... ¿se puede pedir más a tan gran sacrificio? Ser médico es hasta el fin de la existencia.

Y todo ello para que nada más llegar a la puerta de un hospital haya gente repartiendo hojas con información de abogados para denunciar al médico y sacarle todo el máximo dinero posible. Es bueno que el paciente sepa qué hacer en caso de yatrogenía, pero influenciarle de manera negativa y predisponerle agresivamente frente a la forma de actuar del médico es destruir una relación interpersonal que se remonta desde siglos y siglos, desde los antiguos curanderos de las tribus.

Daniel Prieto Mateos

Compartir y favoritos
 

Colaboradores

Anuncios

Luci茅rnaga Azul - Ilustraci贸n - Dise帽o gr谩fico

Servicios

Cebreros en el mundo

Cebreros en el mundo

Galer铆a de fotograf铆as

Galer铆a de fotograf铆as

Webcam antena de la ESA

Webcam antena de la ESA

El tiempo en Cebreros

El tiempo en Cebreros

Pantano de El Burguillo

Pantano de El Burguillo

Contacta con nosotros

Contacto

S铆guenos en facebook

S铆guenos en facebook

S铆guenos en YouTube

S铆guenos en YouTube


Nuestro Rinc贸n de Cebreros - 2017

Esta p谩gina utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si contin煤as navegando, sin modificar la configuraci贸n, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuraci贸n en cualquier momento.