Nuestro Rinc贸n de Cebreros
 

Est谩s en Nuestro Rincon de Cebreros  > Sociedad y cultura > Art铆culos > Tanatorios

Tanatorios

Compartir y favoritos

A lo largo de la historia el ser humano se ha preocupado por los difuntos. Ya desde la antigüedad se realizaban ritos y enterramientos, pero yo me pregunto ¿cómo debía ser en aquellos tiempos un tanatorio con su correspondiente velatorio? porque viendo los que existen actualmente me es difícil imaginar a nuestros antepasados vestidos con pieles guardando la memoria de sus seres queridos, porque con el devenir de los años un entierro al final se ha convertido en una especie de celebración social.

Lo primero que te llama la atención es el hecho de reunirse toda la familia aprovechando esta ocasión, da igual el no hablarse con un pariente, que allí están los primeros ¡que falsedad! Y después hay tanta gente desconocida que uno se pregunta ¿me habré equivocado de sala? Yo creo que los entierros tendrían que ser como las bodas, el difunto debería mandar cartas invitándolos a su ceremonia, sería más íntima la celebración.

Es como una fiesta en Ibiza, ¡qué bullicio, que ruido, parece una discoteca! Al final el único callado es el que está en la caja de madera. Si os fijáis en los asistentes de un tanatorio al principio se reúnen de forma tradicional, en corrillos, las mujeres por un lado y los hombres por otro. Según pasa el tiempo poco a poco el ambiente se anima. El protagonista, que es el más callado, es el principal tema de conversación, pero queda relegado según avanzan las horas continuando con los de política. Pasado un rato ni política ni nada, hay de todo, pareciéndose a una peluquería, desde temas de fútbol, salsa rosa, a cotilleos familiares, y para finalizar comienza el club de la comedia con recitales de chistes. ¿Cuál sería la ocasión que contarían con más oyente que en un entierro? Pero lo más peligroso son los profesionales, son aquellos que como no tienen nada que hacer en lugar de ir al cine van a un tanatorio, en seguida entran con temas jocosos y de actualidad. También te puedes encontrar con algunas personas que dan la impresión de no tener casa propia, a medida que avanza la noche el sueño empieza a hacer acto de presencia ¡para que irse a su cama pudiendo pegar unas cabezaditas en el sillón del tanatorio! ¡unas cabezaditas! se queda corto, al final acaban roncando y resoplando que no sabes si decirlos ¡descansa en paz!

A mi uno de los comentarios que más gracia me hace es cuando las mujeres dicen: ¡qué cara más guapa tiene, si está mejor que en vida, que buen trabajo ha hecho la maquilladora! os lo aseguro me entran unos escalofríos al intentar pensar como podía ser en vida, ¿Que trabajo harán en el de la Duquesa de Alba? Porque con tanto lifting lo van a tener difícil.

Qué irónica es la vida, algunos mientras caminan con los vivos no reciben ni un sólo ramo de flores y cuando mueren no saben ni donde ponerlos, hay queda clavado el dicho: “más vale tarde que nunca”.

Al último tanatorio que asistí me tuve que contener la risa, con esto de los móviles es el no va más. Imagínense la escena, la hija de la difunta llorando, mientras la intentan consolar diciéndola: tu madre era un pedazo de señora, tan compleja ella. Cuando suena en el móvil de una pareja de novios el tema de Maria Isabel “Antes muerta que sencilla”. Para reírse, pero hay no acaba la escena, porque se escucha a continuación: ¡joder! podías haber puesto otro tono a mi madre. Menuda canción le puso a la suegra. ¿Y si en su lugar hubiese sonado “Ay que pena me da que se me ha muerto el canario”?

Por último cuando estábamos en el cementerio, ocurrió otra anécdota que quiero contar, estaba con mi abuelo, el hombre había comprado ya su terreno y tenía el nicho preparado, nos lo estaba enseñando cuando le dice alguien, ¡pero hombre! cómo no has puesto una lápida con tu nombre y él de tu mujer. Sí, y también sí quieres ponemos la fecha y les enterramos en vida. Porque eso de enterrar en vida se le da bien a la gente, nadie sabe quien es el primero en decirlo pero corre como la pólvora, en mi pueblo hay una persona que ya le han enterrado 3 veces, y el hombre todavía sigue tan campechano jugando a su chichón, cuando las personas te quieren hay que ver como te lo demuestran.

Disfruten de la vida y recuerden “tempus fugit”, que para matarte no hace falta morir.

 

Daniel Prieto Mateos

Compartir y favoritos
 

Colaboradores

Anuncios

Luci茅rnaga Azul - Ilustraci贸n - Dise帽o gr谩fico

Servicios

Cebreros en el mundo

Cebreros en el mundo

Galer铆a de fotograf铆as

Galer铆a de fotograf铆as

Webcam antena de la ESA

Webcam antena de la ESA

El tiempo en Cebreros

El tiempo en Cebreros

Pantano de El Burguillo

Pantano de El Burguillo

Contacta con nosotros

Contacto

S铆guenos en facebook

S铆guenos en facebook

S铆guenos en YouTube

S铆guenos en YouTube


Nuestro Rinc贸n de Cebreros - 2017

Esta p谩gina utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si contin煤as navegando, sin modificar la configuraci贸n, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuraci贸n en cualquier momento.