Nuestro Rincón de Cebreros 
 



Estás en Nuestro Rincon de Cebreros  > Sociedad y cultura > Entrevistas > Entrevista a Félix Merino como bodeguero



Entrevista a Félix Merino como bodeguero

Compartir y favoritos

Félix Merino joven cebrereño de cuarenta y tantos años, residente en Cebreros como sus antepasados. Tiene una bodega muy bonita, con tinajas y conos llenos de excelente vino. Siempre le ha entusiasmado el tema vinícola y todo lo que tiene que ver con la tradición del vino de Cebreros. Nos ha concedido una entrevista para publicarla en nuestra página Web, que le agradecemos.

¿Félix elaboras tu propio vino?

Llevo haciendo vino alrededor de 27 años. Recuerdo que el primer vino le hice en una casa vieja. Empecé a trabajar hace mucho tiempo en la fábrica de Anís Cebra, quieras o no estaba relacionado con el vino, los licores y el aguardiente.

¿Hay más jóvenes cebrereños que se dedican a elaborar vino aquí en el pueblo?

Aquí en Cebreros hay bastante gente porque tiene mucha tradición. Algunos hacen una tinaja o dos al año, lo que llamamos la clásica pitarra, pero gente que elabore como yo, en el que mueles más kilos de uvas hay menos, mi primo Pedro, también Jorge, Rubén, los burgaleses y otros. Hubo unas personas que compraron viñas en la Ladera pero los hombres se han desencantado porque hay mucho trabajo y poco agradecimiento económico.

¿Cuánta producción puedes tener al año?

Yo he llegado a tener 200 peonadas de viña, esto supone unas 20.000 cepas y cada cepa suele dar 1½ kilos de uvas, aunque no siempre es igual.

¿Qué factores hay que tener en cuenta y cómo se debe empezar para elaborar su propio vino?

Lo primero que tienes que tener son viñas buenas; tienes que buscar una tierra que no esté muy castigada, que no esté muy estéril; si ha sido viña anteriormente tienes que abonarla mucho. Yo le recomendaría que hiciera un análisis de la tierra, si tiene mucho nitrógeno bien, sino que la ayude un poco. Una vez puesta la viña hay que injertarla de una variedad que le guste, y que se adapte bien a nuestra zona, hay que mimarla y quitarla las barbas, cuidarla mucho y tener mucha ilusión. Para hacer buen vino se necesita una buena uva, que se consigue dependiendo de la variedad del vino que se quiera hacer.

Si queremos hacer un vino embocado lo mejor es tener una viña de solana, centenaria y vendimiar tarde. Si queremos hacer un vino más seco no importa que la viña sea más joven, de solana o que sea una viña más productiva.

Si tiene mucha ilusión en cinco o seis años vas a tener una viña que dará gusto verla.

¿Qué variedades de vinos produces?

Yo hago un poco de todas las variedades que tenemos en Cebreros. Aquí la variedad principal más autóctona es la garnacha. Luego tenemos la variedad de albillo, que es muy caprichosa, unos años da, otros no. Este año ha dado muy poco debido al mal tiempo que ha hecho.

Creo que el vino que más gusta en Cebreros, cuando viene la gente, es el vino embocado, porque el vino clásico tinto, lo hay en todas partes

¿Qué características tiene para el paladar el vino embocado?

Principalmente la uva tiene que ser de viña vieja, de solana y vendimiar tarde. Tampoco se puede pretender obtener 6 kilos de uvas por cepa, sino como mucho dos kilos. Entonces sacas un vino muy afrutado y muy seco. El vino embocado lo hay en muy pocos sitios, es un vino más delicado de elaborar, porque hay muchos peligros a la hora de hacerle, puede ocurrir que se produzca una segunda fermentación cuando llega el verano.

¿Al consumidor que vino le atrae más?

Ahora los que más éxito tienen son los vinos de la zona de Rivera del Duero, son los que más caros se venden. Se consiguen con una fermentación controlada y dejando más vivo los aromas de fruta. La gente también demanda vinos de 12´5º, que es el más común.

En Cebreros, nuestros vinos, son otro tipo. El vino de "El Señorío" de la Bodega Cooperativa es un vino que se bebe muy bien, es afrutado y rico, pero el vino tradicional nuestro no es ese. El vino de garnacha de Cebreros es de 15º, tenemos que tener nuestra propia identidad, pero eso es algo que no demanda el mercado y si eres comercial tienes que ir a lo que demanda el mercado. El vino autóctono nuestro es un vino de 15º-16º, embocado.

¿Qué vino tuyo es el más demandado?

Con el que más éxito tengo es con el tinto embocado o el blanco dulce de albillo. Yo entiendo que un vino seco lo encuentras en cualquier sitio, un vino más embocado o más dulce es más difícil de encontrar.

¿Has presentado tus vinos a concurso?

Por el año 1992, gané el primer premio de vinos blancos dulces. Tengo algún recorte de periódico de cuando vinieron a una cata de vinos en el Ayuntamiento, de la estación enológica de Rueda. Luego he llevado algunos vinos cuando hemos tenido alguna reunión y siempre han quedado muy bien, a todo el mundo le ha encantado. Aquí en Cebreros también he ganado algún premio, en la típica cata de vinos tradicional, que se organiza todos los años a través de la Sociedad de Cazadores.

¿Cuantos años llevas en esto de la elaboración del vino?

Empecé cuando tenía alrededor de 28 años. El primer vino le hice con una tinaja que guardo con cariño, de una viña en la Cañada aquí en Cebreros y del Jornillo cuyas uvas no eran muy buenas. Antonio Malena, que ya murió hace muchos años, y que hacía mucho vino casero, cuando probó el mío dijo que era una maravilla. De aquí viene la ilusión, y también de Anís Cebra.

En pocas palabras ¿cómo venderías tu vino?

Yo le consideraría como un vino ecológico, como son todos o la mayoría de Cebreros. Son vinos que aparte del azufre, el estiércol o el abono que se echa en la viña, no se la echa nada más. Son vinos con su propia personalidad, no son vinos comunes. Un vino de 12º le tienes en cualquier lugar. El vino de Cebreros es muy difícil de conseguir. No puedes conseguir un vino embocado en la Rioja porque la mayoría de las viñas son de regadío y son viñas de mucha producción, mientras que las de Cebreros dan un kilo y medio de uva por cepa. El vino de Cebreros tiene su historia; aquí hemos sabido cuidar nuestras viñas, hay viñas con más de 100 años, pero no hemos sabido vender nuestro vino, nos ha faltado espíritu de marketing.

¿Cuál sería tu pronóstico para el vino de este año 2007, según las condiciones meteorológicas que hemos tenido?

Yo creo que no va a ser bueno. En un principio yo era partidario de lo que siempre se ha reivindicado, hacer una concentración parcelaria, tener todas las uvas en un sitio, de esta forma sólo irías a una viña con mucha ilusión. Pero los viejos no eran tontos, y tenían viñas en la Manchera, en Navacigüela, en Serores, en varios sitios... y este año como ha sido tan raro climatológicamente, si sólo tienes viñas en un sólo sitio, ¡vaya faena! porque con los pedriscos que han caído te habrías quedado sin cosecha. En la zona de la Manchera, Navacigüela, Serores... va a ser una zona mala porque le ha caído dos veces el pedrisco, las viñas no tenían muestras. En otras zonas como el Galayo, los Pinillos, la Ladera, están las viñas muy bien, con muchas uvas y muy ricas, por eso no es bueno tener todas las viñas en un sólo sitio. En las zonas más afectadas el vino saldrá muy malo, hay pocas uvas. En cambio los otros sitios han sido favorecidos por las últimas lluvias, los polifenoles, los taninos de las uvas se hacen mejores.

¿Cuál es la mejor zona para tener una viña en Cebreros?

Siempre se ha demandado las zonas de solana, zonas de más grado y que dan más azúcar. Las zonas de solana en Cebreros las tenemos en la Ladera, el Galayo, la Manchera que tiene menos estrés hídrico. A mi me gusta más la zona de la Manchera.

¿Como se plantan las viñas en Cebreros?

Se comenzaron a plantar de los parrones, de los bravíos que se hacían silvestres se iban cortando unos barbaos, se metían en los huertos y de ahí luego se ponían en las viñas. No estaban tratados, no era semilla certificada, no sabían lo que se ponía. En definitiva no se sabía si la viña se iba a desarrollar y adaptarse. Después cuando la gente de Cebreros comenzó a emigrar a Francia trajeron otros conocimientos, y muchos venían con portainjertos o barbaos que son de semilla certificada. Primero había que hoyar, las buenas hoyas son las de ¾ o 75 cms., y las cepas se ponían separadas entre sí a 9 pies. La gente las ponía a triángulo, a marco real, a trebolillo, en varios sistemas.

En Cebreros las cepas se han puesto en vaso, bajita y con 6-8 brazos (empiezan con 4 cuando son jóvenes). La función de ponerlas en vaso, se debe a que aquí el aire nos la arma cuando quiere, y en vaso la cepa se protege de los vientos, cuando están brotadas en marzo y los brotes tienen 30-40 cm. Si viene un viento de los nuestros nos puede jorobar la mitad de los pámpanos. Ahora se ponen en espaldera, aproximadamente están a 70-80 cm. del suelo, son más fáciles de vendimiar y de cuidar, son más problemáticas porque tienes que poner muy bien las alambradas debido a los fuertes vientos que corren por aquí y también le cuesta subir más la sabia. Para esto las tierras tienen que ser de más fondo y mejor regadas. En Cebreros cuando llega el verano, un poco antes de la vendimia, las cepas sufren porque no tienen agua, y las hojas se caen. Yo soy partidario del sistema tradicional, es mejor para nosotros, los viejos no eran tontos. Pero es mucho más bonita una viña en espaldera y es más rentable porque la mano de obra es cara y este sistema es más fácil de vendimiar.

¿Cuál se adapta mejor aquí en Cebreros?

Aquí se plantaba en un principio el Rupestrid Lood, el más esclavo, el más clásico, el más bruto. Ahora con el nuevo clima el que mejor se adapta es el Richter-99 -110, es un portainjertos de semilla certificada, carente de enfermedades, tratado fitosanitariamente. Si le ponemos en una tierra bien arada y cuidada, en un año o dos se puede injertar.

El rupestre love injertado con garnacha es muy dado a que se pierda, también es muy sensible a las zonas húmedas, en un año de lluvias se pueden perder muchas cepas injertadas con ese patrón.

El que mejor se adapta es el Richter 110, que es americano, en tres o cuatro años puedes conseguir cepas muy bonitas.

Yo las últimas que injerté han sido de Cabernet, Souvignon y Tempranillo, para conseguir lo que demanda el mercado, un poco la garnacha nuestra con el Cabernet y el Tempranillo conseguimos vinos que no se oxidan tanto, porque la garnacha es la variedad que más se oxida, no vale mucho para envejecer, sus colores vivos pero rápido se hacen teja, es un color más oxidado y el mercado demanda un color vivo que dure mucho.

¿Qué labores se le hace a la cepa?

La labor más agradecida es vendimiarla, y es a la que va todo el mundo, desde la madre, la suegra, los niños...

Nada más terminar la vendimia, un mes más tarde se comienza a podar. Después se sarmienta y se ara, a continuación le abres el mortero. Se vuelve a arar y luego se despampana. Pero hay gente que primero la azufra antes de despampanarla, azufrarla es echarla azufre a la viña para que no coja enfermedades. Despampanar es hacer una poda en verde, cuando la viña está brotada, se quita todo lo que la sobra.

Decían los viejos que: si quieres ver a tu viña moza pódala en hoja, se referían a la despampana. Después se azufra pero yo no lo hago antes porque es muy molesto cuando te acercas a la cepa, te escuecen los ojos y te lloran.

Luego la tienes que volver a arar, la tapas el mortero. Cada 3 años es conveniente que la eches abono, medio kilo de abono por cepa, lo suyo sería todos los años. Un abono para nuestras cepas es el 15% de nitrógeno, 15% fósforo y 15% potasio. Pero depende de la carencia que tenga la tierra.

La cepa es muy agradecida en cuanto la echas abono al año siguiente da una explosión que no la reconoces.

Antes se hacían otras labores como el descamisado... pero hoy debido a la poca rentabilidad se le hace menos. La gente ahora casi ni ara, sólo echan el clásico herbicida.

Gracias a Félix que con esta entrevista podemos conocer un poco más los trabajos del campo y la elaboración del vino.

Familia Prieto-Mateos

Compartir y favoritos
 

Colaboradores



Anuncios

Luciérnaga Azul - Ilustración - Diseño gráfico

Servicios

Cebreros en el mundo

Cebreros en el mundo

Galería de fotografías

Galería de fotografías

Webcam antena de la ESA

Webcam antena de la ESA

El tiempo en Cebreros

El tiempo en Cebreros

Pantano de El Burguillo

Pantano de El Burguillo

Contacta con nosotros

Contacto

Síguenos en facebook

Síguenos en facebook

Síguenos en YouTube

Síguenos en YouTube




Nuestro Rincón de Cebreros - 2017

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.