Nuestro Rinc贸n de Cebreros
 

Est谩s en Nuestro Rincon de Cebreros  > Sociedad y cultura > Entrevistas > Entrevista a Ricardo Alonso

Entrevista a Ricardo Alonso

Compartir y favoritos

¿Cuándo empezaste a iniciarte como cantautor?

En el año 1972 cuando en mi empresa me enviaron a trabajar en una central eléctrica, emplazada en el poblado de Pías (Zamora), en donde abrumado por el ambiente y la situación, comprendí y decidí que tenía que hacer algo más que rascar la guitarra y cantar, para no hundirme en la soledad de aquel rincón totalmente nuevo y por tanto desconocido para mi.

¿Cómo aprendiste a tocar tan bien la guitarra?

¿Tan bien? Perdona, no toco bien la guitarra. Soy un aficionado autodidacta que aprendí de oído y yo solito, con todos los defectos que esto acarrea.

Yo siempre he tenido aficiones musicales que vieron la luz cuando estuve viviendo un año en Santander. Allí tengo una familia deliciosa que por aquel entonces, algunos de sus miembros, cantaban en corales y de oírles empecé a aficionarme.

Un día me llevaron a ver la película "Violetas Imperiales", de Carmen Sevilla y Luís Mariano y cuando salimos del cine, impresionado por las canciones de la misma, ya no pude evitar quedar prendado de dos melodías: Granada y la que da título a la película. Empecé a canturrearlas hasta que me las aprendí con la ayuda de mis primos. Entonces tenía ocho años.

Al cumplir los 16 años cuando empecé a trabajar, le pedí a mi padre que me comprara una guitarra y él con buen criterio me dijo: ¿Qué vas a hacer con una guitarra si no hay nadie que te enseñe a tocarla? En ese momento no me la compró pero cuando llegaron las Navidades yo volví a la carga y le propuse que con la paga extra y alguna ayuda mas me la iba a comprar y así es como adquirí mi primera guitarra, que me costó 730 pesetas.

Lo primero que tuve que hacer fue aprender a afinarla y siempre que podía me arrimaba a los que tocaban en la rondalla para ver qué posturas ponían y cómo hacían los ritmos. Así fueron mis comienzos, con mucha ilusión y muchas horas de práctica.

¿Durante tu estancia en Pías, tu guitarra te sirvió para poder romper esos primeros momentos de soledad?

Totalmente, fue mi gran ayuda y mi refugio. Está reflejado en alguna de las canciones que compuse durante ese periodo.

¿Tu mujer fue para ti la fuente de inspiración durante aquellos 2 años, es decir, una musa?

Indudablemente. La primera canción era un mensaje que iba dirigida a ella desde "Mi ventana" y se la envié como primicia en una de mis cartas. Siempre ha sido mi musa, no he tenido otra.

¿Cuando estabas en Pías, la añoranza a tu tierra aumentó tu sensibilidad y tu romanticismo?

No me cabe la menor duda, si el azar no me hubiera llevado a Pías creo que nunca hubiera escrito y compuesto canciones.

¿Dónde fue tu primera actuación y con qué canción te diste a conocer al mundo de la música?

Mi primera "actuación" fue en Santander a los ocho años cuando mi prima llamó a unas vecinas para que me oyeran cantar. Yo, muerto de vergüenza me escondí detrás de una escoba usada como micrófono y recuerdo que les canté "Dos cruces".

Recuerdo otro intento grotesco hacia el año 1961, en un concurso de una tómbola de la feria, aquí en Cebreros. Canté "El torito nevao" y "El año dos mil y pico".

Después, ya con guitarra, colaboré en semanas culturales hasta que participé en el concurso "Ávila busca su cantante" en el año 1970.

¿Con qué estilo de música te sientes más identificado?

Con la melódica, la romántica, el folklore sudamericano, casi toda la música. Me encantan las zambas argentinas. Me gusta casi todo lo de Nino Bravo y de manera especial siento gran admiración por la obra de Alberto Cortéz, para mí, el "maestro".

¿Qué canción es la que más te emociona al interpretarla?

Depende del momento y la motivación pero disfruto mucho con "Distancia" y algunas más de Alberto Cortéz. También me encanta "Noelia", "Alfonsina y el mar" y muchas otras canciones con las que gozo cantándolas.

Has cantado a la luna, a la lluvia, a la soledad, al amor…. ¿Cuántas canciones has compuesto?

En primera instancia compuse diez, incluidas en mi CD "Una ventana a mi soledad", de las 18 que están recogidas en un libreto que tengo escrito, donde fui comentando todas las sensaciones que experimentaba en el momento en que iban naciendo cada una de ellas. La número 11 ya está terminada y las 7 restantes irán madurando poco a poco.

Otra composición se la he dedicado a mi centro de trabajo "Puente Nuevo".

Por último le he compuesto un himno a la Cebrereña para celebrar el ascenso a 3ª división.

¿A qué le dedicarías la próxima canción?

No tengo ni idea, pero tengo un esbozo que se llama "Destino" .

De todas las canciones creadas ¿Cuál es la que más destacarías?

"Qué sólo me encuentro hoy". Tiene unas estrofas que me encantan:

"Mis canciones me acompañan en esta tierra baldía,

Lágrimas de soledad que no mojan al decirlas,

Pues no salen de mis ojos que de mi garganta brincan

Ahuyentando la tristeza de mi pecho noche y día".

La canción de "Lluvia" también es una de mis preferidas, pero todas son hijas mías y no quiero que se pongan celosas.

¿Qué fue lo más curioso que te haya ocurrido en un concierto?

En medio del cachondeo reinante, en un concurso en el Valle del Tiétar, con los nervios del momento, se me cayó el micrófono y creo que fue lo que me salvó, pues en el hecho de cogerle fui capaz de controlarlos.

¿Has recibido algún premio o galardón en tu carrera?

En el año 1970, ya lo he mencionado, participé en el concurso "Ávila busca su cantante" y lo gané. El trofeo era una placa, patrocinada por Adolfo Suárez, que conservo con mucho cariño.

En el año 1975 presenté la canción "Lluvia" en un concurso en el Valle del Tiétar en donde hubo decisiones que no me convencieron, ello hizo que no me presentara a ninguno más.

¿Encontraste dificultades al compaginar música, familia y trabajo?

No, lo tenía claro, para mí la música era mi placer. Me preconizaron varias veces que dejaría la guitarra, pero se equivocaron. No me he dedicado profesionalmente a ello porque es un mundo que me da cierto recelo y para llegar a algo son precisos ciertos favores que a mí nunca me ha gustado pedir.

Preferí dedicarme en cuerpo y alma a la familia-trabajo y en los ratos libres tocar la guitarra, cantar y disfrutar con mis amigos cuando verdaderamente tenía ganas.

Ahora que estoy jubilado no me importa dar algún concierto de vez en cuando.

¿Te consideras profeta en tu tierra?

No ni quiero serlo. De todas formas, siempre hay personas que me alaban porque les llega mi entrega en los conciertos y eso me hace muy feliz.

¿Has recibido ayuda por parte de algún organismo local o provincial?

No, porque nunca lo he pedido. Gozo de mi libertad. He vivido de mi trabajo y lo de la música lo tengo como entretenimiento.

¿A qué atribuyes tan poca asistencia juvenil a los conciertos de este tipo de música?

Quizás por desconocimiento de este tipo de canciones y porque ellos están a su bola con los grandes conciertos de masas.

Somos un pueblo con cierta apatía a este tipo de actos culturales. No lo damos importancia.

Si te tuvieses que definir ¿Cómo lo harías?

Persona activa, entregada y comprometida a no renunciar a la ilusión por las cosas que le gustan. Soy constante, crítico y exigente conmigo mismo.

¿Cuántas horas ensayas a la semana?

Cuando preparo algún concierto, normalmente, casi todos los días le doy un repaso completo y añado algo más por si acaso cambio alguna canción a última hora, que siempre me ocurre. Alrededor de dos horas.

Agradecimientos a Ricardo Alonso por la amabilidad de habernos concedido esta entrevista para la web de Nuestro Rincón de Cebreros

Daniel Prieto Mateos

Compartir y favoritos
 

Colaboradores

Anuncios

Luci茅rnaga Azul - Ilustraci贸n - Dise帽o gr谩fico

Servicios

Cebreros en el mundo

Cebreros en el mundo

Galer铆a de fotograf铆as

Galer铆a de fotograf铆as

Webcam antena de la ESA

Webcam antena de la ESA

El tiempo en Cebreros

El tiempo en Cebreros

Pantano de El Burguillo

Pantano de El Burguillo

Contacta con nosotros

Contacto

S铆guenos en facebook

S铆guenos en facebook

S铆guenos en YouTube

S铆guenos en YouTube


Nuestro Rinc贸n de Cebreros - 2017

Esta p谩gina utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si contin煤as navegando, sin modificar la configuraci贸n, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuraci贸n en cualquier momento.