Nuestro Rinc贸n de Cebreros
 

Est谩s en Nuestro Rincon de Cebreros  > Sociedad y cultura > Entrevistas > Entrevista a D. Carlos Aguado Aguado

Entrevista a D. Carlos Aguado Aguado

Compartir y favoritos

Director de la Banda Municipal de Música de Cebreros

Don Carlos Aguado Aguado nació en Alginet (Valencia), afortunadamente este pueblo tenía banda de música y allí es donde empezó sus estudios musicales, como él dice "nació musicalmente". A los 17 años aprobó las oposiciones. Marchó a Tarragona y a los 21 años dirigió a la Banda de Música de la Unión Filarmónica de Amposta. Ha viajado mucho por España y por el extranjero. Lo que más le gusta es trabajar con gente amateur que terminan sus carreras y tienen estudios musicales. Está casado y tiene tres hijos que han seguido sus mismos pasos.

 

Fotografía de Don Carlos Aguado Aguado

 

¿Cómo quiere que le llamemos, de usted o de tú?

De tú, por favor.

¿Por qué te decidiste por la música?

En mi familia no hubo nadie dedicado a la música. En mi pueblo había una banda y me gustaba mucho, de aquí me vino decidirme por la música. Mis hijos y mis sobrinos también han seguido mis pasos.

Cuando tomó la dirección de la Banda de Cebreros ¿Qué nivel musical tenían sus componentes?

Las bandas suelen tener una formación floja pero lo cubren con ganas y ambiciones de crear y hacer algo positivo, como es el tocar en una banda de música. Cuando me hice cargo de la banda de Cebreros "estaba un poco entre pañales", poco a poco fue madurando y creciendo gracias a la voluntad de ellos. Lo primordial es que la banda suene bien, que al fin y al cabo para eso está, hecha para el pueblo.

¿Cómo fue para venir a Cebreros?

Mi hijo Carlos, profesor de violín, conocía al hijo de Francisco Estévez, hablando con él comentó que yo era profesor de trompeta y director. En un principio hacía falta un profesor de trompeta, hablé con el ayuntamiento y así fue mi comienzo como profesor de viento-metal, gracias a Paco. Cuando se fue Paco me hice cargo de la Banda.

¿De cuántos músicos se compone actualmente la Banda de Cebreros?

Músicos somos 50 o 55, lo que pasa que por imperativo de edad, tienen que salir a trabajar o a estudiar fuera y la continuidad se ve un poco truncada con relación al que está viviendo en el pueblo que acude a los actos y ensayos con normalidad.

Te has dado cuenta que la Banda tiene muchos fans, cada vez que toca se llena el Cabildo o donde actúa. Para un director es un motivo de orgullo ¿Qué me dices de esto?

Más que orgullo es la savia que te da la fuerza para seguir hacia delante. Tanto en la Banda como en la música hace falta dos cosas primordiales, gente que trasmita y gente receptora y si esa gente te ayuda con aplausos, miradas amables, sonrisas que me congratulan inmensamente. Es digno de alabar el comportamiento que Cebreros ha tenido siempre conmigo.

¿Los instrumentos musicales son prestados por el Ayuntamiento, o reciben alguna ayuda para comprarlos?

En un principio el ayuntamiento hizo acopio de instrumentos con los que los alumnos, que hoy están en la Banda , realizaron sus estudios. Pero creo que ahora son de ellos. Cuando entran en la Banda todos quieren tener instrumento propio. Sí que es verdad que hay un sistema interno dentro de la Banda en la cual se ayuda a financiar el instrumento que va pagando poco a poco el músico.

¿Cuando diriges la Banda con qué piezas musicales disfruta más?

Con motivos de oberturas, bandas sonoras o paso-dobles son más bonitos pero se puede disfrutar tanto o más de una marcha procesión. Con la música se puede disfrutar de todo.

¿Qué dificultad hay en la adaptación de una banda sonora a una banda municipal al haber tantos instrumentos y meterlos en viento?

La trascripción de esas obras a bandas nunca han sido del todo positivas ni bien hechas. En Valencia hubo un gran director, Malatos, que empezó haciendo trascripciones del Pájaro de Fuego para banda, también estaba La banda del Clarín, formada por toda la familia de Instrumentos de viento. Desde entonces hasta ahora hay muy buenos arreglos. En la Banda de Cebreros hay dificultad al no reunir toda la amalgama de instrumentos. Hay arreglos y trascripciones hechas para bandas que pueden sonar como una orquesta.

¿Tienes preferencia por algún músico o compositor?

No, cada uno tiene su estilo y forma.

¿Qué piezas musicales les gusta tocar más a los componentes de la Banda?

Todo lo relacionado con el carnaval. A nivel de pasacalles los pasodobles y en los conciertos las bandas sonoras y sobre todo las modernas. Cuando llegué aquí no había mucho que tocar, hice muchos arreglos, ahora tienen muchas piezas y variadas.

¿Cuántas horas a la semana dedican a ensayar?

Aproximadamente dos horas, dos o tres veces a la semana. A mi me parece poco, pero lo entiendo y tengo que agradecerles a todos mucho, les haría un monumento, porque después de sus horas de trabajo o estudio venir a que una persona les exija un trabajo añadido privándoles de estar con sus novias-os, su familia o amigos, para ensayar es muy sacrificado, les admiro.

¿Acuden con normalidad los componentes de la Banda a los ensayos?

Acuden, quisiera más, pero entiendo que no puede ser. Hay quienes trabajan y estudian en Madrid, hay exámenes por medio, tienes que ser muy flexible. Es el problema de cualquier banda por lo tanto hay que tratar de sacarles lo mejor de cada uno.

¿Tiene Cebreros escuela de música? Si es así ¿ Tiene muchos alumnos ?

Se está intentando hacerla. Lo que sí tenemos es una escuela formada para la banda, en la que se puede aprender todo instrumento viento metal, viento madera y solfeo. Gracias a esta escuela hay chicos que están entrando en el Conservatorio. A parte, pueden tener su proyección hacia la música. Me siento orgulloso cuando me llaman antiguos alumnos que ahora son profesores.

¿Qué características se necesitan para entrar en la escuela y luego en la Banda?

Que tengan ganas; hoy día la juventud tiene de todo, necesitan tiempo para sentarse y una disciplina de estudio.

¿Te gusta el deporte?

Si, Estuve preseleccionado por el Valencia cuando era pequeño pero a los 15 años me fui del pueblo por la música; a los 17 años vine a Madrid, saqué las oposiciones. He practicado tenis, ahora hago natación. Hay que hacer ejercicio de lo contrario el cuerpo se atrofia.

¿Tienen algún concierto o pasacalles fuera de Cebreros este año?

Ahora mismo me están llamando de Ávila para hacer una cosa allí, tengo que llamar a Alfonso, el presidente de la banda, aprovecho para decir que es una persona fenomenal, todos lo son pero es el que me abre los ojos si yo tuviese que cerrarlos, un colaborador fenomenal, una persona digna de alabanza.

¿Alguna anécdota curiosa ocurrida en algún concierto que deseas contar?

No, las típicas de las bandas, que alguno toque otra partitura diferente o se pierda y hay que llevarle al conjunto o que se haya ido de compás.

¿Tienes algún proyecto en mente con la Banda?

A mi me gustaría hacer muchas cosas, para ello les tendría que exprimir más, valga la expresión, tienes que ir con mucho tacto, con mucha mano izquierda para que al mismo tiempo lo pasen bien y disfruten, exigir la calidad en cuanto al resultado y ofrecer un trabajo apetecible. Algún certamen o concierto en el extranjero les vendría muy bien para que vieran otras culturas, no por mí, porque yo he salido mucho y si lo puedo evitar mejor, pienso que es complejo. Estuvieron en las Fallas y se lo pasaron muy bien, musicalmente. No entiendo que se gaste mucho dinero en marketing y publicidad teniendo lo del pueblo, de la zona, de la región.

¿Además de la Banda de Cebreros diriges alguna más o conjunto musical?

Ahora mismo estoy dirigiendo La Banda de Correos y Telégrafos de Madrid, hace un año dejé la de Navalperal de Pinares; no queriendo hacer más porque uno se va haciendo mayor. Actualmente me pidieron hacer unas cosas y estoy con los ensayos.

¿Cuando entran los chicos a la banda qué instrumentos prefieren ellos y ellas?

Todos piden lo mismo saxofón alto o trompeta, quizás sea lo que más conocen.

La Banda de Cebreros está compensada o carece de algún instrumento?

Como he dicho todos quieren tocar el saxofón creando ciertos problemas. Por cada saxofón alto hace falta tres clarinetes. El clarinete es el violín de la orquesta, si todos quieren saxofón, que ya hay muchos, la banda necesitaría 50 clarinetes para guardar equilibrio. Esta vez hemos razonado con los alumnos y de ocho cuatro han cogido clarinete y los otros, saxofón. Faltan oboes, trompas entre otros.

¿A qué banda u orquesta te gustaría dirigir?

Por pedir uno puede pedir de todo, hay bandas amateurs que tienen mucho nivel, en la profesional, por ejemplo, la Banda Municipal de Madrid, o alguna sinfónica sería una gozada dirigirlas. Yo he tocado en ellas. Hay que ser realista, pienso que mi trabajo es el que ejerzo, todo lo que ganas profesionalmente lo pierdes en cuanto a humanamente. En la banda profesional no está ese roce, ese cariño que te da el pueblo, que te arropa.

¿Qué sueño desearías que se te cumpliera?

Hombre si es musicalmente hoy por hoy me gustaría que Cebreros tuviera una banda con un volumen de gente muy superior. Cebreros tiene que estar satisfecho de su banda, es una gran banda, no lo digo por mi, que no soy nadie, la labor y el trabajo ha sido de ellos. Algún día llegaremos a verla, pero ahí está, ese núcleo de gente que es una piña.

¿Crees oportuno hacer algún comentario o hacer alguna pregunta que se nos haya pasado?

Quiero recalcar la ayuda que tengo en la persona de Alfonso y en la junta que hay, porque la banda pertenece al ayuntamiento, pero la banda ha creado una junta y me apoya totalmente como lo ha hecho también el ayuntamiento desde que llegué y eso lo trasmito a los componentes de la banda, lo que he pedido para la banda se ha conseguido, en otros sitios que he estado había cierto límite. Doy las gracias a todos los músicos que están altruistamente ahí dejando otras cosas, es digno de alabar, pues les cuesta tiempo y dinero privándose de otros placeres y eso la gente no lo ve, no lo valoran, sólo ven el fallo del músico, que tenga un gesto más o menos acertado. Quiero que antes de que se critique se piense en el sacrificio que hay detrás. El cariño y el afecto de la gente te dan fuerzas para seguir adelante.

¿Necesita gente la banda?

En la banda cuanta más gente mejor, pero sobre todo que haya más alumnos en la escuela de la banda. La banda te engancha. La edad ideal para empezar estaría entre los 7 u 8 años.

Muchas gracias Carlos por la gentileza que has tenido al concedernos esta entrevista para nuestra web con la que pretendemos dar a conocer la cultura de Cebreros por todo el mundo y no podía faltar la Banda de Música de Cebreros.

Familia Prieto-Mateos


Galer铆a de fotograf铆as

Compartir y favoritos
 

Colaboradores

Anuncios

Luci茅rnaga Azul - Ilustraci贸n - Dise帽o gr谩fico

Servicios

Cebreros en el mundo

Cebreros en el mundo

Galer铆a de fotograf铆as

Galer铆a de fotograf铆as

Webcam antena de la ESA

Webcam antena de la ESA

El tiempo en Cebreros

El tiempo en Cebreros

Pantano de El Burguillo

Pantano de El Burguillo

Contacta con nosotros

Contacto

S铆guenos en facebook

S铆guenos en facebook

S铆guenos en YouTube

S铆guenos en YouTube


Nuestro Rinc贸n de Cebreros - 2017

Esta p谩gina utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si contin煤as navegando, sin modificar la configuraci贸n, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuraci贸n en cualquier momento.